Crónica de Maria Rosa Cullen 2010

Era el año 1940 y a María Luisa del Carril se le ocurrió llevar en autos particulares a un grupo de enfermos a la Iglesia de nuestra Señora de Lourdes, en la localidad de Santos Lugares. Años más tarde, se fueron multiplicando, los enfermos de tal manera, que ya no entraban ahí, algunos totalmente imposibilitados, concurrían en ambulancias, los que tenían más movilidad eran llevados en micros y también en autos particulares.

Hoy día se va a Basílica de Luján por problemas de espacio, pues concurren más de 2500 enfermos llenando la Basílica. A éstos hay que sumarles cantidad de voluntarios, médicos y enfermeras.

Las camillas y sillas de ruedas se colocan adelante, frente al altar.

Esta Peregrinación se realiza desde entonces todos los años, el último sábado de Octubre, aunque llueva.

La Santa Misa comienza a las 11 horas y es concelebrada por varios sacerdotes, también hay sacerdotes que se acercan a los enfermos que quieren confesarse, lo mismo que recibir la comunión.

Al finalizar la Santa Misa, los más imposibilitados son llevados al Claustro para almorzar y el resto lo hace en La Casa del Peregrino, todos ellos atendidos con todo cariño por una maravillosa juventud, a estos últimos se les de de comer choripanes y alfajores. Después hay música y baile, hay que ver como disfrutan cantando y bailando, algunos lo hacen desde su silla de ruedas, y uno de ellos comentó “veo el cielo”, hace años que estaba postrado en su cuarto, sin ventanas y no podía hacerlo..

A las 15 horas, se reúnen nuevamente en la Basílica donde se imparte La Bendición con el Santísimo Sacramento, regresando después a sus hogares, de la misma forma que llegaron y con paquetes de galletitas, en cada vehículo, donación de personas generosas. Para poder realizar esta obra, se organizan dos beneficios y la generosidad de Instituciones y personas, que ya conocen y quieren ayudar, pues los micros, ambulancias y la comida para todos, es tan alto el precio, como las caras de alegría que vemos en este día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *